CO-laboratorio de Transformación Pedagógica del Clúster de Educación Venezuela/OCHA

ABC Lab de la UCSH participa en el CO-laboratorio de Transformación Pedagógica del Clúster de Educación Venezuela/OCHA

El jueves 4 de junio se dio inicio al primer CO-laboratorio de Transformación Pedagógica, impulsado por el Clúster de Educación Venezuela, de la Oficina de Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA). La instancia ha sido planteada como un espacio de colaboración y referencia para impulsar iniciativas transformadoras, que aseguren la coherencia y coordinación de las iniciativas del sector educativo, y aprovechar al máximo las potencialidades de cada actor en la garantía del derecho a la educación.

La actividad reunió a las organizaciones de la sociedad civil y de Naciones Unidas que componen el Clúster de Educación en Venezuela. En este marco, el Dr. Héctor Opazo, investigador del Laboratorio de Aprendizaje Basado en la Comunidad (ABC Lab) de la UCSH, fue invitado como experto internacional para el lanzamiento de la iniciativa. La ocasión contó también con las iniciativas presentadas por el instituto radiofónico de Fe y Alegría, la Fundación SUPERATEC, la Universidad Simón Bolívar y la Asociación para el Desarrollo de la Educación Integral y Comunitaria (ASEINC).

Durante el encuentro, los participantes pudieron compartir experiencias y avances respecto a las acciones de continuidad educativa en el país, y discutir acerca de la urgencia de asegurar auténticas oportunidades de aprendizaje inclusivas, equitativas y de calidad, en espacios seguros para todas y todos los niños, jóvenes y adultos durante y después de la cuarentena.

El Dr. Opazo recalcó la urgencia de incorporar en todas las acciones de respuesta a la emergencia los intereses, propósitos y desafíos actuales y futuros de la ciudadanía, para impulsar una acción transformadora con la comunidad, con especial énfasis en los más vulnera­dos y excluidos en Venezuela, América Latina y el Caribe. Esto, señaló, “será necesario para garantizar una participación plena en la expe­riencia educativa de emergencia, como principio de inclusión. Las acciones deben impulsar una reproducción histórica de la igual­dad y el bien común a través del aprendizaje de todos y todas”.

Además, el indicó que “debemos invitar a la reflexión aquí y aho­ra, y la proflexión -imaginar el futuro y construirlo desde ahora para impulsar poderosas respuestas educativas durante la crisis sanitaria, y con ello preparar la salida del enfoque antropocéntrico. Dirigirnos hacia una transformación biocéntrica, que promueva el desarrollo sostenible, mediante la educación, los derechos humanos, la igualdad de género, la promoción de una cultura de paz y no violencia, la ciudadanía mundial y la valoración de la diversidad cultural y la contribución de la cultura”.

CO-laboratorio de Transformación Pedagógica del Clúster de Educación Venezuela/OCHA